Iniciar sesión 
Propietarios
25 alojamientos rurales disponibles en Guipúzcoa
seleccionados especialmente para ti

Casas rurales Guipuzcoa .com

0 de ellos me encantan Favorito
Vive el turismo rural

Bidasoa Txingudi, tierra fronteriza que enajena

Restos romanos y medievales, arquitectura vasca típica, paisajes naturales sorprendentes, senderos de montaña y de costa…


Otros destinos:

Casas Rurales en Bidasoa Txingudi ()

Bista Eder
No me encanta
Hondarribia - Guipúzcoa
TipoCasa Habitaciones
Capacidad8
SituaciónEn población
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono661.973.940
Arotzenea
No me encanta
Hondarribia - Guipúzcoa
TipoCasa Habitaciones
Capacidad10
SituaciónAislada
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono943.642.319 - 679.492.543
Txenduneabe-Azpi
No me encanta
Hondarribia - Guipúzcoa
TipoCasa Entera
Capacidad5
SituaciónAislada
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono943.643.209 - 658.759.534

(*) Precio por persona y noche calculado en base a la tarifa vigente en fin de semana y temporada baja


 

Bidasoa Txingudi, tierra fronteriza que enajena

El recodo formado por el golfo de Bizkaia, entre la costa cantábrica y la vascofrancesa, protege la comarca del Bidasoa Txingudi, conformada por las localidades de Irún y Fuenterrabía-Hondarribia, que ofrece en un pequeño territorio la oportunidad de conocer a fondo la identidad y las tradiciones del País Vasco, combinadas con un soberbio paisaje, al pie de los Pirineos. El mar y la montaña acotan, así, una privilegiada y sosegada zona armonizando naturaleza, historia y gastronomía.

En esta comarca del Bidasoa Txingudi se recomienda recorrer el Parque Ecológico de Plaiaundi-Jaizubia que es uno de los enclaves marismeños más apropiados de Europa para observar algunas de las más de 312 especies de pájaros detectados en la zona, un 60% de los que se pueden ver en la península ibérica. Igualmente, como límite sur están las montañas del macizo granítico de Aiko Harria que conforman un Parque Natural (al que dedicamos un destino turístico propio). Asimismo existe señalizado el Camino de la Bahía que enlaza Fuenterrabía, Irún y Hendaya a lo largo de 14 km. bordeando la playa, la bahía, el río, atravesando el Irún romano, las marismas, el Casco medieval de Fuenterrabía y el puerto. Además hay que reseñar el Sendero Talaia que se inicia en Fuenterrabía, y tras recorrer la costa gipuzkoana, finaliza en Saturraran. Sendero que permite conocer bien el monte Jaikibel con sus acantilados de hasta 240 m de altura en su vertiente occidental, y pequeñas calas y barrancadas en el devenir de los arroyos hasta el Cantábrico.

Al visitante marítimo le llaman la atención los puertos deportivos de Fuenterrabía y la vecina Hendaya, cuyas modernas instalaciones ofrecen casi dos mil amarres para los navegantes que se desplazan por la costa atlántica y buscan un punto de atraque de fácil acceso y protegido de los temporales, gracias a la pantalla natural formada por el monte Jaizkibel.

Fuenterrabía-Hondarribia es una localidad para dejar de lado el estrés y que el tiempo discurra desde una terraza de la Plaza de Armas, en pleno centro histórico o de la calle San Pedro, en el Barrio de la Marina (Monumento Histórico-Artístico). Es momento de olvidar el reloj, de pasear por sus calles de sabor marinero, o de dejarse llevar entre la arquitectura de sus calles medievales y de escuchar la historia de la ciudad a través del silencio de sus murallas. Su tradición pesquera se refleja en la oferta gastronómica de la localidad.

Irún, cargada de historia y episodios bélicos, por su situación fronteriza con Francia, la ciudad, entre el río Bidasoa y el macizo de Aiako Harria, ofrece un entorno extraordinario de paisaje y cultura, con todos los recursos necesarios para disfrutar del deporte, el ocio, el descanso o la gastronomía. Hoy en día es un importante nudo de comunicaciones con Europa y destaca por la importancia de su comercio y por Oiasso, el acontecimiento arqueológico más importante del panorama guipuzcoano de finales del siglo XX, sabiamente encauzado en su Museo Romano que da a conocer el patrimonio arqueológico de la zona y convertirse en el centro de referencia del conocimiento y divulgación de la época romana en el golfo de Bizkaia. Los visitantes tienen también la oportunidad de realizar visitas guiadas en un itinerario romano por los alrededores.

Arquitectónicamente conviene ver en Irún la columna de San Juan Harria (1564) y el edificio del Ayuntamiento, la Iglesia del Juncal, (gótico tardío y gótico vasco, con portada barroca), la ermita de San Marcial con su mirador para ver la bahía de Txingudi, la ermita de Santa Elena del casco viejo convertida en museo con sus restos arqueológicos romanos, el Palacio de Urdanibia (1612) y la Isla de los faisanes que comparten Irún y Hendaya.
 Escribe en nuestro muro (como invitado / iniciar sesión



Te quedan 255 carácteres

 

Restaurantes en Bidasoa Txingudi